Ante las tecnologías disruptivas que impactan en la cadena de suministro, las empresas enfrentan el reto de sincronizar el mundo físico con el digital, sin dejar de lado el talento. Rafael Rodríguez, Estrategias de Tecnología en Sintec, explica cómo pueden responder los ejecutivos de una manera ágil a los desafíos actuales.*

 

Fuerzas disruptivas en la operación

¿Cómo impacta la transformación digital en los procesos operativos?

Los ejecutivos cada vez más demandan información para poder tomar decisiones y sus organizaciones necesitan entender y ordenar esta información para poder predecir alguna situación y optimizar su cadena. Estos son proyectos o de analítica o de big data que están haciendo los ejecutivos de cadena de suministro en México y Latinoamérica. ¿Cómo hacer para que con los sistemas que se tienen se puedan tomar mejores decisiones? Necesitan visualizar dónde está ubicado su producto, cuál es la temperatura adecuada, qué incidentes alteran la cadena de suministro, y para ello requieren de telemetría, de internet de las cosas.

 

¿Qué hacer ante este panorama?

En Latinoamérica, dos de los costos en logística más altos dentro de la cadena de suministro son el transporte y el almacenamiento. A diferencia de países de Europa y Norteamérica donde se utiliza el ferrocarril, el transporte acá es el terrestre, esto significa que tenemos costos más altos. En México, se requieren soluciones para la optimización del transporte entre almacenes a fin de minimizar costos y para automatizar esos almacenes; para que de manera más ágil quitar la intervención humana en el despacho de las mercancías.

 

¿Cuáles son las fuerzas disruptivas que afectarán a la cadena en los próximos años?

Estas fuerzas nacen de la información de los medios digitales y se están trasladando a las cadenas de suministro para cumplir las promesas a los clientes, quienes prefieren tener niveles de servicio más fuertes y para ello se necesitan cadenas de suministro más integradas. Para que estén integradas, uno de los desafíos es la colaboración entre la organización, es decir, analizar esta información: cuánto vas a vender, en qué tiempo; tienes que comunicar la cadena hacia atrás, como en las cadenas automotrices, comunicar las necesidades para ser exigentes y llegar a tiempo.

Se está evolucionando hacia cadenas de suministro más colaborativas y más integradas, hay un grado mayor de especialización, lo más probable es que los negocios que están surgiendo y surgirán en los próximos años sean de empresas altamente especializadas

 

En ese sentido, ¿qué cambios sufre la cadena?

Con las fuerzas digitales se habla de la muerte de la cadena de suministro, pero más que la muerte, es la transformación de ésta a como hoy la conocemos, la intromisión humana tiende a desaparecer en las cadenas de suministro y tiende a ser un comoditie porque desde que levantas un pedido o requieres un servicio vía digital hasta cómo se va despachando en el medio, cómo se solicita la materia prima, cómo se manda a fabricar, debes responder a los clientes. Y para poder hacerlo en lugar de los call center se optimizaron los bots, que son respuestas diseñadas para atender las dudas y necesidades del cliente, sus nuevas versiones están habilitadas para atender machine learning con la inteligencia artificial.

 

¿Esta robotización en los almacenes va a desplazar a la fuerza laboral?

Sin duda va haber un cambio de las fuerzas laborales. Esta fuerza se va a desplazar y va a requerir otras habilidades; los líderes de estas organizaciones deben ser muy inteligentes para hacer llegar este talento con estos conocimientos. Según estudios, para 2022 estas fuerzas disruptivas como la robotización, machine learning, inteligencia artificial, blockchain, entre otras, van a contribuir a un desplazamiento de la fuerza laboral, pero también hará mucha falta el nuevo perfil laboral que requieren estas empresas.

 

¿Cómo responder de forma ágil y eficiente?

Los ejecutivos de cadena de suministro y de tecnologías de la información deben aprender a escuchar a sus clientes, no deben dejarse llevar por corrientes de tecnologías o de administración. Una virtud de estos ejecutivos es tener claro qué es lo que quieren los clientes y los consumidores, sólo así podrán responder. Está de moda el concepto de blockchain, sin embargo, muchas empresas en Latinoamérica están queriendo abordar proyectos de blockchain cuando probablemente dichos proyectos no son de blockchain, sino de una tecnología similar y no están resolviendo algo de fondo como tener una mayor certeza y seguridad, ese es un ejemplo del porqué hay que poner mucho cuidado.

¿Qué otra acción emprender?

Algunos almacenes son de alta utilización de mano de obra y podría ser que hoy no exista la tecnología de robots que podría sustituir algunas tareas de alto riesgo, hay la tendencia a eliminar dichas tareas y hacer una inversión más inteligente. Es necesario saber qué es lo que nuestros clientes quieren, hacia dónde van las organizaciones en su estrategia y una vez definido con qué tecnología, con qué procesos y con qué gente van a habilitar eso, deben hacer que funcione, con las habilidades, la educación y la estructura necesarias para que la organización pueda responder a los retos.

 

La evolución y madurez de la supply chain

A través de estas tecnologías, ¿de qué forma puede evolucionar la cadena de suministro?

Se está evolucionando hacia cadenas de suministro más colaborativas y más integradas, hay un grado mayor de especialización, lo más probable es que los negocios que están surgiendo y van a surgir en los próximos años sean de empresas altamente especializadas. Existen empresas de transporte, de almacenaje y de entrega con un alto grado de especialización, y la tecnología que desarrollan es propia y cada vez más eficiente, lo cual será muy difícil para las demás compañías, competir a nivel de precios y servicio.

En Latinoamérica, ¿qué nivel de madurez han alcanzado las empresas para hacer esta transición hacia un proceso más digitalizado?

Están en un nivel intermedio. Latinoamérica es una región en donde los ejecutivos conocen las necesidades y la tecnología, aunque a veces les resulta complicado realizar inversiones. El mercado que se atiende en esta región ha crecido en la clase media, así como el nivel de eficiencia en productos y servicios de la cadena de suministro. En la estrategia de negocios, las cadenas de suministro tienen un gran avance, sin embargo, la infraestructura es de nivel intermedio, hacemos poca utilización de los medios marítimos, México es un ejemplo de esto, tiene cuatro o cinco puertos de buen nivel que utiliza de manera baja, en el uso del ferrocarril estamos en un punto intermedio, pero hay países de Latinoamérica y en Colombia donde prácticamente es nulo o bajo.

 

Uno de los grandes retos que tienen los ejecutivos que toman decisiones es cómo separarse de la operación y de la ejecución y cómo tener un perfil más estratégico para prepararse para el futuro.

 

¿Esto cómo impacta?

No utilizar el medio marítimo o ferroviario hace que los costos del transporte se incrementen, entonces se recurre al medio más utilizado que es el terrestre. A lo largo de los últimos años hemos avanzado sin tener mejores comunicaciones terrestres, sin embargo, en América Latina los traslados son muy tardados y esto se convierte en costos logísticos más altos. Desde el punto de vista de qué tan eficientes somos para diseñar procesos de negocios en una escala del 1 al 5, donde el 5 es la referencia de nivel mundial, andamos en el 3, diseñamos y conocemos los procesos de negocios, pero a la hora de ajustarlos no lo hacemos tal cual los diseñamos. Somos muy buenos para ejecutar u operar, pero tenemos amplias áreas de oportunidad para planear a nivel estratégico, esto se ve reflejado en nuestros costos.

Y ¿cuál es el nivel de utilización de la tecnología?

El nivel es muy bajo. Estimo que entre el 75 y el 80% de los ejecutivos en América Latina conoce lo que es transformación digital y tiene la iniciativa para un proyecto, pero realmente el 15 o 16% puede estar haciendo algo que tenga que ver con medios digitales como analítica, internet de las cosas, machine learning.

 

La transición hacia el cambio

¿Qué industria está haciendo una mayor transición al proceso digital?

Sin duda la de servicios financieros. Es una industria muy regulada, lo cual hace que se utilice y se desarrolle más la tecnología para brindar mejores servicios. La industria de retail tiene cadenas de suministro más integradas y para hacerlas más eficientes requiere de mucha información, por lo que recibe bastantes datos del consumidor y hace una mejor estrategia en el ámbito de precios y de las promociones. Y atrás de ellos está la manufactura de bienes de consumo, cuyo nivel de utilización de los medios digitales varía según el producto a desarrollar.

¿En qué industria hay áreas de oportunidad para la digitalización?

Pudiera utilizarse en la producción agrícola, con la telemetría se puede monitorear cómo está la producción, si hay alguna plaga, cómo va en productividad, qué cuestiones climatológicas habrá. Con el tiempo veremos industrias innovadoras.

¿Qué prevé en las cadenas de suministro a corto plazo?

Habrá cada vez más ejecutivos altamente calificados y también una competencia por ese liderazgo. Si las empresas no se preocupan por desarrollar a su gente en las organizaciones, habrá una cierta “batalla” por algunas posiciones críticas que tengan esa mezcla de conocimiento de tecnologías con estadística para tomar decisiones.

¿Qué sucederá con los proyectos en supply chain?

En lugar de los grandes proyectos de tres a cinco años, las compañías harán pilotos en una planta o en transporte para poder ver rápidamente los beneficios en un periodo de entre tres y seis meses, y con una posibilidad de equivocación menor.

Los ejecutivos deben voltear a ver las capacidades de planeación, si bien están ejecutando de una manera eficiente, deben prever lo que va a suceder a mediano plazo para prepararse mejor y no ser tan reactivos en su cadena. Cuando estén todos estos elementos bien alineados y las organizaciones lo hagan, van a ser cadenas de suministro que se diferenciarán en el entorno internacional, con organizaciones y ejecutivos confiables.

¿Cuál será el desafío principal para lograr esto?

Se necesita invertir en el talento. La inversión debería ser en primer lugar en la gente; segundo, la tecnología que está dentro de las cadenas de suministro. El gran reto de los ejecutivos es hacer converger el mundo físico con el digital, que nos olvidemos que existen los dos mundos y que en algún lado se tienen que conectar, la gente que tenga la habilidad de conectar esos dos mundos será la más exitosa en los próximos años.

 

*Artículo publicado en la revista Énfasis Logística – Año XVIII, Nº200, septiembre – octubre 2018, escrito por Rosa María Salas Ascención http://www.logisticamx.enfasis.com/contenidos/home.html

 

¡Ebook Gratis!

Crecimiento rentable a través de Estrategias de Clientes y Operaciones
Descargar eBook

Te puede interesar

article
Latinoamérica frente a la implementación del internet de las cosas

Sintec realizó un análisis del estado actual de la infraestructura y penetración de internet en tres países de la región para conocer los retos que enfrentan las empresas de telecomunicaciones, ante la masificación del IoT. La industria de telecomunicaciones es una de las más dinámicas, en gran parte por la velocidad a la que se … Sigue leyendo Latinoamérica frente a la implementación del internet de las cosas

17 septiembre 2018 /